Desarrollo de Potencial Humano

“En comparación con lo que deberíamos ser, somos a medias;
nuestra leña está húmeda, nuestro esquema refrenado: estamos
empleando sólo una parte de nuestras reservas mentales y físicas”.
William James.

Al nacer, todo ser humano posee un sinnúmero de capacidades en potencia que yacen latentes esperando ser actualizadas durante el crecimiento y desarrollo del individuo y que son únicas e irrepetibles. Para que estas potencialidades se hagan visibles, es crucial hacer realidad los procesos de transformación ya que el crecimiento abarca diversos campos de posibilidades: físicos, estéticos, morales, afectivos, del carácter, de la psicomotricidad, del intelecto, del trabajo.

El Desarrollo del Potencial Humano se fundamenta en el respeto por la dignidad del hombre, reconoce que éste es un ser con un potencial capaz de perfeccionarse hasta límites inesperados. Sin embargo, lo que permite al hombre desarrollar y utilizar sus potencialidades es la energía que lo anima y vitaliza, la cual se canaliza a través de escenarios laborales, sociales, culturales, académicos, familiares, entre otros, que posibilitan la emergencia de factores (ético-morales, estéticos, afectivos, cognitivos) como peldaños propios del proceso de auto-realización.

Calidad de Vida

La Calidad de vida es un estado de satisfacción general, derivado de la realización de las potencialidades de la persona. Posee aspectos subjetivos y aspectos objetivos. Es una sensación subjetiva de bienestar físico, psicológico y social. Incluye como aspectos subjetivos la intimidad, la expresión emocional, la seguridad percibida, la productividad personal y la salud percibida. Como aspectos objetivos el bienestar material, las relaciones armónicas con el ambiente físico y social y con la comunidad, y la salud objetivamente percibida.